Bnei Sakhnin siempre está en el disparadero

Aficionados del Bnei Sakhnin.

Aficionados del Bnei Sakhnin.

Avigdor Liberman, ministro de Relaciones Exteriores, y otros políticos israelíes de derechas han exigido a las autoridades la expulsión del Bnei Sakhnin de la Premier League israelí por homenajear al histórico político cristiano árabe-israelí Azmi Bishara, prófugo tras ser acusado de colaborar con el partido-milicia libanés Hezoblá durante la Segunda Guerra del Líbano en 2006. Liberman agregó con sarcasmo que el club, cuyos jugadores son casi exclusivamente árabes, debe considerar jugar en las ligas de fútbol de Qatar o Palestina.

Miri Regev, representante del Likud en la Knéset, también lo tiene claro: “No puede ser que se permita al equipo y a sus aficionados seguir con las actividades antiisraelíes. Espero que el fiscal general castigue al equipo y dé instrucciones claras para que no se acepten estas actividades en los estadios de fútbol”.

B0R4f5pIMAAFKeQLos hechos ocurrieron en la noche del sábado (18 de octubre), antes de jugar el partido contra el Hapoel de Tel Aviv el Doha Stadium se realizó una ceremonia de agradecimiento por la aportación de un millonario qatarí de dos millones de dólares en la que participaron miembros del partido Balad, al que pertenecía Bishara y éstos mencionaron en su intervención a Bishara, según recoge el diario ‘The Jerusalem Post’. En las siguientes horas llegaron las reacciones.

“Cuando un equipo de fútbol en la liga israelí homenajea a alguien que es sospechoso de espiar y ayudar a Hezbollah, enemigo de Israel, deben adoptarse medidas importantes contra el que las lleva acabo”, ha exigido Lieberman. También Limor Livnat, Ministro de Cultura y Deporte, se ha pronunciado sobre el asunto en su perfil de Facebook: “Las sanciones o multas no son medidas suficientes. Debe haber un castigo importante debido a la gravedad de la ‘ceremonia’ en honor a Azmi Bishara, quien es sospechoso de haber cometido traición y espionaje para el peor de los enemigos de Israel”. En una zona politizada como esta, el fútbol no se escapa.

De hecho, como explica Alberto Spectorovsky, Doctor en Ciencias Políticas y profesor en la Universidad de Tel Aviv, “en el comienzo de la gestación del estado de Israel, todas las asociaciones deportivas estaban conectadas a los movimientos políticos, impulsores de la mayoría de ellas”. De aquellos años proceden los principales clubes deportivos del país, agrupados en tres grandes categorías marcadas por su ideología: Hapoel (clase trabajadora y de los partidos de izquierda), Beitar (la derecha nacionalista más radical) y Maccabi (la bandera del sionismo).

Hay una cuarta rama, los clubes situados en pueblos árabes y el mayor exponente de ellos es el Bnei Sakhnin. Fueron el primer equipo de mayoría árabe que jugó la liga israelí y un año después, en 2004, ganaron la Copa del Estado de Israel. Un hito para ellos que se celebró con fuegos artificiales en Sakhnin, ciudad de 25.000 habitantes situada en la baja Galilea, y otros pueblos árabes del norte de Israel, un deshonor para el resto de clubes. Aunque muchos también cuentan con árabes en sus equipos.

En su día, gran parte de la sociedad del país lo vivió como una bofetada al fútbol israelí. Porque ganó el club en el que mayoritariamente juegan árabes, aunque también judíos y extranjeros. De hecho, el actual entrenador es judío. En una liga que es predominantemente antiárabe, y más cada vez que se reaviva el conflicto con Palestina, cada partido del Bnei Sakhnin está rodeado de mucha tensión y sus jugadores son recibidos con cánticos y banderas con lemas antimusulmames y antiárabes. Mucho más aún cuando juega contra el Beitar. Resulta fácil imaginar el clima que se crea en el Estadio Teddy Kollek para recibir al Bnei, al que los seguidores locales acusan de terroristas.

Cada partido entre los dos equipos se convierte en el escenario de una pelea política que continúa incluso después de finalizados los noventa minutos y los jugadores y los seguidores se han ido del campo. En uno de los últimos enfrentamientos entre ambos equipos algunos aficionados del Bnei ondearon banderas palestinas. Mientras los del Beitar arrancaban páginas del Corán y las quemaban.

La reacción de los políticos no tardó, Miri Regev (otra vez ella) anunció que tomaría medidas contra el Bnei para expulsarlo de la liga: “Es inaceptable que un club reciba el apoyo del Estado de Israel como parte de su política deportiva, mientras sus aficionados están agitando las banderas de Palestina”, escribió en Facebook, asegurando que iba a hacer todo lo posible para suspender el equipo e “introducir una legislación sobre el tema”.

Parece, pues, un tema recurrente. No han sido las únicas ocasiones. Pero habrá que seguir atentos a lo que decidan los organismos deportivos de Israel esta vez. El fútbol puede ser un lugar común para judíos y árabes, como se ha demostrado en los últimos años con la participación de jugadores árabes en la selección sin ningún problema, como Abbas Suan (estrella del Bnei): “Nunca me sentí discriminado en cualquier cosa que tuviera que ver con el fútbol”. Sin embargo, los políticos se encargan de aumentar innecesariamente las tensiones en los estadios de fútbol y socavar el puente destartalado que conecta a judíos y árabes en el Estado de Israel.

"Judíos y árabes se niegan a ser enemigos" Protesta de los hinchas del Hapoel de Tel Aviv y del BneiSakhnin la anterior vez que amenazaron a éstos con expulsarlos de la Premier League de Israel.

“Judíos y árabes se niegan a ser enemigos” Protesta de los hinchas del Hapoel de Tel Aviv y del BneiSakhnin la anterior vez que amenazaron a éstos con expulsarlos de la Premier League de Israel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s