Müller es sinónimo de gol

_muller_7949e5a2

Una espectacular actuación de Thomas Müller (Weilheim, 1989) le dio el triunfo a Alemania 4-0 ante Portugal, en el primer partido del grupo G del Mundial de Brasil 2014. El joven delantero teutón marcó tres goles para empezar. Uno de penalti y dos muy suyos, de pillo, de estar en el lugar justo y empujar el balón. En Sudáfrica, hace cuatro años, fue Bota de Oro con cinco goles. En este que acaba de empezar ya se ha colocado como máximo goleador.

“Marcar tres goles en el primer partido de un Mundial y ante un rival así es glorioso”, dijo tras el choque con la misma serenidad que mostró en el partido.

Su relación con los Mundiales es especial. Tiene más goles (8) que partidos en Mundiales (7). Esta facilidad anotadora y su apellido provocan la comparación inevitable con el goleador de goleadores de la selección germana, el mítico Gerard Müller (Nördlingen, 1945), ‘Der Bomber’, que consiguió 14 goles en los torneos de 1970 y 1974. Desde Sudáfrica 2010, y ahora en Brasil, los teutones tienen otro Müller igual de letal en las citas mundialistas frente al arco: Thomas. Ambos con el 13 a la espalda.

Las comparaciones acaban ahí. Müller era una especie de patito feo en aquella Alemania exuberante de los 70. “Era bajito, paticorto, feo y no muy rápido; nunca se correspondió con la idea convencional de un gran futbolista. Pero tenía una aceleración letal en distancias cortas, un remarcable juego aéreo y un afiladísimo instinto goleador. También podía marcar en las situaciones más inverosímiles”, definió el periodista David Winner en un ensayo sobre ‘Der Bomber’ titulado ‘El neurótico genio del fútbol’.

Thomas Müller tampoco responde al perfil clásico de ariete, a pesar de sus guarismos. No lo es. No se parece ni a Rummenigge, ni a Klinsmann ni a Rudi Völler. Él es capaz de jugar en cualquiera de las posiciones ofensivas. Precisamente esa polivalencia es la que lo convierte en un jugador tan poco corriente. Su seleccionador, Joachim Löw, confesaba que no es “capaz de entender exactamente lo que hace Thomas en el campo, hay pocos futbolistas tan completos como él, tan inteligentes para jugar dentro y fuera del área”.

“Es simplemente un jugador fantástico. Puede jugar en la izquierda, en la derecha, Lo tiene todo. Es rápido, chuta bien con ambos pies, va bien de cabeza y se le da bien encontrar huecos. Está atento, tiene visión de juego y un gran olfato goleador”, dijo, después de su debut mundialista en Sudáfrica 2010, Gerd Müller, cuyos 68 tantos en 62 partidos con Alemania le colocan en lo más alto de la lista de goleadores del combinado germano. Thomas ya ha marcado, con la ‘Manschaft’, 20 goles en 50 partidos y parece que le quedan años defendiendo los colores de la selección alemana. En septiembre cumplirá 25 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s