Una final con cinco precedentes

Maradona_final_Copa_Rey

Hoy se vuelven a encontrar Real Madrid y FC Barcelona en una final de la Copa del Rey, aunque parezca increíble este hecho solo ha ocurrido en otras cinco ocasiones. En esos duelos el saldo ha sido 3 a 2 a favor de los azulgranas, los grandes dominadores de la competición con 25 trofeos en sus vitrinas. Con la de esta noche, entonces, será la sexta vez. Oportunidad de los madrileños para igualar su duelo particular, o para que catalanes pongan más distancia.

La primera vez que se enfrentaron fue en 1936, un mes antes de estallar la Guerra Civil y debido al momento se llamaba la ‘Copa de la República’. Fue el último partido de Ricardo Zamora en España y fue el mismo el que levantó el trofeo que recibió de manos del ministro de Agricultura, Mariano Ruiz-Funes. El Real Madrid cortaba así la racha de 7 títulos consecutivos culés, en un torneo que por entonces era dominado por el Athletic de Bilbao.


Tras el duelo inaugural, se volvieron a cruzar en la final de 1968 con el Bernabéu fue testigo de una de las finales más recordadas, por la reacción negativa del público a la derrota madridista con un tanto en propia meta de Zunzunegui al inicio del partido decantó el partido a favor del FC Barcelona. El encuentro fue conocido como ‘la final de las botellas’ por la protesta generalizada contra el colegiado, Antonio Rigo, declarado antimadridista años después y que tuvo que salir del campo escoltado por la policía. (ver resumen)

Seis años después, el 29 de junio de 1974, se volvieron a ver las caras en la misma ciudad aunque esta vez en el Vicente Calderón. La final más desigual de la historia entre ambos. El Real Madrid venció por cuatro a cero, gracias a los goles de Santillana, Rubiñán, Aguilar y Pirri. El precedente inmediato entre ambos había registrado el famoso 0-5 a favor del Barça en el encuentro liguero con Johan Cruyff como protagonista. Jugador que no pudo participar en la final de Copa porque el reglamento no permitía jugar a los extranjeros. (ver resumen)

La final de 1983, en La Romareda, es recordada por la celebración de Schuster. El alemán, jugador por entonces del Barça, celebró el tanto que decidía el partido para los culés, en el último minuto obra de Marcos Alonso, con unos visibles cortes de manga a los jugadores blancos. (ver resumen)

El último enfrentamiento entre los dos grandes tuvo lugar en Mestalla, el 5 de abril de 1990. Los blancos llegaban como claros favoritos con Hugo Sánchez y Butragueño a la cabeza. Fue un partido muy caliente y Johan Cruyff salvó su cabeza en plena dictadura de la ‘Quinta del Buitre’. Los goles de Amor y Julio Salinas sirvieron para encumbrar de nuevo al Barça como rey de copas y desequilibrar su duelo particular con el Madrid. Ese día se inició un estilo en Can Barça. (ver resumen)

Síguenos en Twitter y Facebook.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s