Totti, el príncipe que soñaba con trabajar en una gasolinera

Francesco Totti (Roma, 1976), tiene fama de ignorante y de cateto. A él no le importa, tiene el sentido del humor suficiente para firmar y poner su cara a dos libros en los que se recogen todos las bromas sobre su incultura (‘Los chistes sobre Totti contados por mí mismo’ y ‘Los nuevos chistes sobre Totti contados por mí mismo’) y donar todos los beneficios obtenidos, repartidos a partes iguales, entre la UNICEF y el servicio de asistencia a los ancianos de la capital italiana. Un gran detalle de un jugador que ayer jugó su partido 600 con la camiseta de la Roma, su equipo de toda la vida.

Debutó con 16 años en la Serie A de la mano de Vujadin Boskov, que se quedó prendado del increíble talento del imberbe Totti. Era la temporada 92-93, ya en marzo era un habitual del equipo titular y marcó su primer gol, ante el Foggia. El primero de una larga lista (253 tantos, a día de hoy) que le han llevado a ser el máximo goleador de la historia de la Roma y uno de los capocannoniere históricos de la Serie A. El último, precisamente ayer, como auto-regalo de su efeméride, en el empate frente al Parma.

Siempre fiel a la Roma, rechazó multitud de propuestas para recalar en algunos de los mejores equipos de Europa, como el Manchester United o el Real Madrid, parece que a principios de este año se planteó la posibilidad de abandonar a La Loba. Contrariado por verse relegado al banquillo en muchos encuentros por Ranieri y sin apenas relación entre ambos el jugador planteó al los dirigentes romanos irse en junio. Destituido el entrenador por los malos resultados el ‘Principe’ ha ganado su particular batalla.

Su cara amable, humanitaria y generosa, choca con algunos episodios que ha ido protagonizando a lo largo de su trayectoria profesional (dedos pulgares hacia abajo a los aficionados de la Lazio, patada a Ballotelli, el escupitajo a Poulsen…) y siempre se le ha criticado por perder los nervios en los momentos clave. Menos en la semifinal de la Eurocopa frente a Holanda. El partido terminó en empate y los azurri discutían en el campo quiénes iban a ser los encargados de tirar los penaltis.

Di Biagio fue el primero en reconocer que la cosa imponía. “Francesco, yo tengo miedo”, dijo. Y Totti, en su romanesco cerrado: “A quién se lo dices. ¿Has visto lo grande que es aquél?”, resopló, señalando al portero Van der Saar. Di Biagio: “Pues sí que me animas”. Entonces llegó la frase inmortal: “Nun te preoccupá, mo je faccio er cucchiaio”. Es decir, “no te preocupes, yo le hago la cuchara”.

La cuchara es la marca de fábrica del último gran futbolista italiano. (De hecho, s biografía se titula: ‘Mo je faccio er cucchiaio. Il mio calcio’.) Un toque suave, por debajo del balón, que eleva la trayectoria unos metros para descender dentro de la portería. Una de esas jugadas sólo al alcance de los genios con un toque de locura. Algo que no se hace en el momento más crucial del año. Lo que pasa es que Totti es Totti. Así que cuando le tocó, cogió el balón, lo colocó, miró al gigante holandés y chutó. El balón iba suave a cámara lenta hacia el centro de la portería, mientras Van der Sar ya se había lanzado a un costado. El penalti entró e Italia se clasificó para la final contra Francia, que éstos ganaron.

La espinita de no ganar un título de selecciones se la quitó en 2006, precisamente ante Francia, y siendo pieza fundamental en la conquista del Mundial de Alemania. Con la Roma ha conquistado un Scudetto, dos Copas de Italia, dos Supercopas de Italia. A título individual, Totti ha recibido varias distinciones. En su palmarés particular se encuentran galardones como el Guerin de Oro, la Bota de Oro, el Balón de Plata, el Golden Foot, además de ser nombrado en siete ocasiones futbolista italiano del año.

El niño que soñaba con trabajar en una gasolinera, y que cumplió gracias a un programa de la televisión, ahora desea terminar su carrera vistiendo de giallorossi. Según él, hay ‘Principe’ para mucho tiempo en el Olímpico.

Síguenos en Twitter y Facebook.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s