Carlos Tevez, el berrinche del apache

Se quiere ir. Carlos Tévez se ha cansado y ha pedido al Manchester City que le vendan. Negros nubarrones tapan el cielo azul claro de Manchester. Cuando, por fin, los citizens parece que pueden luchar por la Premier Legue, ‘El Apache’ se quiere bajar del barco. Es el último arrebato del temperamental argentino y que nadie es capaz de explicar los motivos del delantero. Él abduce que son cuestiones familiares y desacuerdos con los directivos. Estos que está mal aconsejado. En opinión de los responsables del club, “la petición de traspaso contrasta con la situación expuesta por Carlos tanto al público como en las reuniones con el club”.

Resulta extraña la situación, pero sabiendo que su representante, Kia Joorabchian, tiene en Tévez su único jugador importante en la élite. Este puede ser el motivo del gran enredo y del interés de su entorno a un nuevo traspaso. Posibles destinos no le falta, aunque el Milán se haya apresurado a desechar la opción. Real Madrid y FC Barcelona tantearían, seguro, la posibilidad y serían de los pocos que podrían hacer frente a su sueldo. Por eso mismo, resulta poco creíble un regreso al Brasileirao y salir hacia otro grande de la Premier desmontaría la argumentación de Tévez y su agente, demostrando que es un jugador de mal asiento.

Podría entenderse que quisiera irse por motivos deportivos, es un ganador nato, pero justo ahora el City está en su mejor momento, en pleno asalto al liderato. El equipo comienza a tener argumentos de los que ha carecido en los últimos años y el argentino es el líder indiscutible, el hombre que garantiza el gol (uno cada dos partidos), la joya de la corona sobre el que orbita todo el proyecto. En verano, Mancini le entregó el brazalete de capitán y parecía que limaban así asperezas, aunque muchos apuntan que el entrenador italiano es el motivo de las iras del delantero y la gota que colmó el vaso que le sustituyera en el minuto 89 frente al Bolton.

Un jugador sensacional que puede arruinar su carrera por no estar bien asesorado, porque el rendimiento del argentino en Inglaterra ha sido espectacular, los Red devils le echan de menos, y no hay duda de que su forma de afrontar los encuentros, dejándose la piel desde el primer minuto hasta el pitido final, se acopla a la perfección al estilo del fútbol inglés.

La situación recuerda mucho al reciente caso Rooney, aunque puede que realmente el jugador esté cansado del fútbol profesional y quiera estar con sus hijas y retirarse, aunque sólo tenga 26 años. Veremos en qué queda el (pen)último berrinche del ‘Apache’.

Síguenos en Twitter y Facebook.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s