Explota el polvorín francés

Sudáfrica

A la Selección francesa todavía le queda por disputar una jornada y sus posibilidades de pasar a octavos siguen siendo múltiples, pero nadie confía en ellos. Un empate entre México y Uruguay les permite pasar a ambos y apear a la subcampeona mundial. Pero ni los más ilusos que aún creen en la deportividad del fútbol y esperan ver un choque disputado entre americanos, no esperan ver a los ‘bleus’ en octavos de final.

“Somos el hazmerreír del Mundial”, comentaba a primera hora del domingo Frank Ribery con lágrimas en los ojos. Razón no le falta al centrocampista del Bayern. Después de varios días de un espectáculo entre la farsa y el sainete, parece que el polvorín en forma de vestuario finalmente ha explotado.

Mal empezó el Mundial para los galos. El choque entre Francia y Uruguay fue decepcionante. La espesura en el ataque y el miedo a perder, provocaron que aquellos 90 minutos vayan a formar parte del cementerio de los partidos olvidados. La vieja guardia formada por Thuram, Makelele y Zidane no dudó en criticar públicamente a Domenech. Le tacharon de no ser un entrenador y que “simplemente seleccionó a los futbolistas”.

Después del encuentro inaugural, según ‘Liberation’, ‘Zizou’ aprovechó su influencia dentro del vestuario para convencer a sus más allegados (Evra, Gallas, Ribery y Henry) de los cambios que en su opinión se tendrían que realizar, la vuelta al 4-4-2 y la suplencia de Yoann Gourcuff y Sidney Govou. Parecía que el ‘Catalán’ entraba en razón, hasta que se enteró de la identidad del ideólogo. No iba a ‘bajarse los pantalones’ como lo hizo en Alemania cuatro años atrás.

La cosa empeoró. El partido ante México fue “más que decepcionante”, según las palabras del propio seleccionador. El único cambio en los planes de Domenech fue sacar del ‘once’ al talentoso mediapunta del Girondins de Burdeos, peleado con un amplio sector del vestuario (según ‘L’Equipe’) por “ser un francés de clase media-alta de un pueblo de la Bretaña y no provenir de los suburbios de París”.

En el descanso y con todavía empate a cero en el marcador, Anelka supuestamente mandó a tomar por donde se rompen los cestos a Domenech, a la vez que dudaba de su higiene y de la forma de ganarse la vida que tenía su madre. A alguno le interesó que esta bronca abandonase el claustro de la caseta y la filtró a la prensa. Algo que a la postre provocó que el delantero del Chelsea fuese expulsado de la concentración.

En el avión de vuelta al lujoso hotel de superlujo donde están concentrados y después de una dolorosa derrota (0-2) se demostró que el equipo está totalmente bipolarizado, algo que ya se sabía desde antes de la cita en Sudáfrica, entre los “raperos de los suburbios” y aquellos que siguen apoyando a un seleccionador en una agonía con sustituto ya anunciado. Cuentan algunos medios franceses que en el avión volaron las tortas entre sus dos de sus grandes figuras: Ribery y Gourcuff.

Con Nicola Anelka de camino a Londres, sus allegados a la caza del traidor y Domenech tratando de apagar el incendio con gasolina, la tensión se incrementó. Su muestra más clara tuvo lugar en la sesión preparatoria y abierta al público que tuvo lugar el domingo. Los jugadores se negaron a entrenar en solidaridad con su compañero expulsado y Evra trató de comunicárselo al seleccionador, pero el entrometimiento del preparador físico Robert Duverne provocó que todo estuviese a punto de acabar en una nueva pelea que avergonzaría más al pueblo francés.

“Estoy asqueado, dejo mis funciones y me vuelvo a París”, declaró Jean-Louis Valentin. El homólogo de Fernando Hierro en la Federación francesa anunciaba que dejaba el cargo dejaba su cargo tras uno de los tantos incidentes que están reduciendo a cenizas a los campeones del Mundial de 1998.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s