A Rey medio muerto, Rey puesto

Tras seis años de relación, parece que el ‘matrimonio’ Rafa Benítez-Liverpool está viviendo sus últimas horas. La eliminación de las dos copas inglesas, de la Champions League y ocupar la séptima posición en Premier son suficientes razones para que el club decida romper definitivamente la relación que hasta ahora les unía.

Queda muy lejos aquel día que el técnico madrileño subió a los cielos de Estambul remontando un 0-3 al descanso y el último título que ha entrado a las vitrinas de Anfiel data de 2006. El espejismo del segundo puesto liguero de la pasada campaña (con un Arsenal inocente y un Chelsea descabezado) permitió a Rafa coger aire, pero tras perder 10 de los últimos 21 partidos parece que ahora se hunde. ¿Su posible sustituto? ‘King’ Kenny Dalglish.

Ya sin Rick Parry al mando de la parcela de fichajes, Benítez no tiene excusa alguna tras la que escudarse. Después de una nefasta gestión en el fichaje (no conseguido) de Barry, Alonso decidió hacer las maletas y marcharse donde realmente le quisiesen. Su puesto ahora lo ocupa Lucas Leiva, un experimento fallido para el doble pivote: ni ataca, ni defiende. Alberto Aquilani no está preparado (o al menos eso parece) y se le sigue esperando.

Frente a los grandes fichajes (Reina, Torres y poco más) habría que colocar todos los fracasos. Entre estos habría que colocar a Antonio Núñez (el primer fichaje de la ‘era Benítez’) que ahora está en las filas del Apollon Limassol chipriota y terminando por Andrea Dossena, el último en salir por la puerta de atrás. Para acabar de demostrar el tipo de jugador que le gusta a Rafa, en el mercado invernal han fichado a Maxi Rodríguez. Un jugador discutido en el Atlético Madrid y que ha sido señalado por todos cuando las cosas no han ido bien.

Los 300 millones de euros gastados en este proyecto no le han valido para conseguir la primera Premier del club (todavía no han ganado ninguna desde que se instauró a principios de los noventa). Cuando el equipo pierda al ‘Niño’ o a Gerrard, no son nada. Sólo la garra de Kuyt y alguna genialidad pasajera de Benayoun pueden hacer que el equipo haga algo.

Si finalmente la decisión del club es echar a Benítez, el técnico madrileño se llevará el mérito de modernizar el club y de haber conseguido una Champions 21 años después. La salida de los despachos por parte de Dalglish (ahora es uno de los responsables de Melwood) y su vuelta al lado de la línea de cal, supondría el retorno del último entrenador que hizo al Liverpool campeón de la Football League.

Hace dos años, las manifestaciones de los aficionados evitaron que Tom Hicks y George Gillet (propietarios del club) ‘derrocasen’ a Rafa. A día de hoy, todo hace indicar que ‘The Kop’ no se echará a la calle si se hace oficial un cambio en los banquillos y menos aun si es ‘King’ Kenny quien sube al ‘trono’.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s