Centenario y estrellas

fantasticfour

 

La Real Sociedad celebró ayer su Centenario, una gran fiesta de luces y colores, blanquiazules, en Anoeta, que recuperó el brillo perdido en estos dos años en Segunda División, de la que espera despedirse definitivamente en la temporada que en unas semanas inicia. No valía un rival cualquiera para celebrar la efeméride. Muchos habían sido los equipos que habían sonado para conmemorar la fecha pero nadie mejor que el Real Madrid de los nuevos galácticos, el Floren Team, para darle mayor enjundia a la cita.

Todos los ojos estuvieron puestos en Anoeta. Era la primera vez que jugaban en España las nuevas estrellas del club merengue, obligado a plantar cara al Barça tricampeón y de recuperar el papel internacional perdido. Para ello han desembolsado más de 250 millones de euros. A pesar de la calidad que se les supone, y de lo invertido, el partido no fue un monólogo blanco. Los anfitriones plantaron cara a las figuras merengues y recuperaron el traje, de orgullo y pelea, que utilizaban en las tardes de las grandes gestas. Los donostiarras celebraban su centenario pero también querían reivindicarse ante su afición, y decirles que este año, a pesar de las miserias económicas, también se intentara el regreso a la Liga de la Estrellas, a la Primera División.

Por eso el Real Madrid tuvo que tirar de oficio, se dieron cuenta pronto de que no era un partido de preparación cualquiera. Pero se sigue esperando más de este Madrid. Se espera más, sobre todo, de Cristiano Ronaldo, que ayer no parecía estar muy cómodo sobre el césped. También de Xabi Alonso, partido muy especial el de ayer para el de Tolosa. Benzema sigue mostrándose un valor seguro de cara al gol pero se le presupone más participación en el juego colectivo. El que está cogiendo ritmo y mostrando, aunque a cuentagotas, el fútbol que atesora es Kaká. El brasileño fue el líder del equipo blanco. Por otra parte, los laterales (Torres y Drenthe) siguen sin convencer y se convierten en el talón de Aquiles del equipo blanco.

El resultado, ya lo conocen, cero a dos para el Real Madrid en dos chispazos a balón parado. El primero de Benzema en la reanudación y tras fallo de Claudio Bravo y el segundo al final de la segunda parte con un golazo magistral de falta directa de Wesley Sneijder, que junto a Robben se reivindican. Aún hay tiempo para que todos los jugadores se acoplen y el entrenador encuentre la manera de sacar lo mejor de todos ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s