El ManU hace los deberes.

El Manchester United ha revalidado el título de campeón de la Premier y consigue así empatar a títulos ligueros (18) con el Liverpool, su eterno rival y que hasta ayer tenía el récord británico. A los mancunianos les valía el empate para conseguir el punto que hacía imposible que el Liverpool continuara con la lucha, después de muchos años, por conseguir un título que no logra desde 1990. En las dos últimas décadas, y bajo la denominación de Premier League, los Red Devils han conseguido 11 campeonatos nacionales convirtiéndose en el amo y señor de la competición.

El equipo de sir Alex Ferguson, que apenas ha mostrado fisuras esta temporada, puso ayer el broche a una campaña sensacional tras empatar con Arsenal y conseguir el punto que necesitaba para sellar el trofeo. El escocés que reconoció al final del encuentro que “han sido los 90 minutos más largos de la historia”, pero desde fuera ha dado la sensación de que se conformaban con el empate a cero. Más aún, que han salido a la busca de este resultado para evitar mayores complicaciones. Este equipo es tan completo que puede jugar a lo que quiera según las circunstancias. Ayer les valía el empate y empataron sin mayores problemas.

Con prácticamente el mismo bloque de la pasada temporada, salvo la llegada de Berbatov que no ha estado al nivel esperado, los Red Devils han vuelto a encandilar con su fútbol ofensivo, aunque sin descuidar sus tareas defensivas desde la primera línea. La solidez de la pareja VidicFerdinand junto a la segunda juventud de Van der Sar han permitido a este mantener su puerta a cero durante muchos partidos; el trabajo oscuro de la dupla CarrickFletcher y arriba la magia y la eficacia de Cristiano Ronaldo y Rooney han hecho conquistar por tercera vez consecutiva el trofeo local. Tampoco hay que descuidar la aportación del apache Tevez, del coreano Park y del incombustible Ryan Giggs (el jugador del Manchester con más títulos; los mismos que sir Alex Ferguson) y, en general, la amplitud de banquillo que ha permitido sacar adelante partidos que se pusieron difíciles. Ahora se les da mayor importancia a aquellos goles del bambino Macheda y que con sus dos goles se dio a conocer al mundo y mantuvo la distancia con sus perseguidores en la lucha por el título.

“La próxima temporada iremos a por el trofeo también”, anticipó el entrenador escocés y así conseguir lo que se propuso cuando cogió al equipo en 1986 “sacar al Liverpool del jodido pedestal”. Aunque no será fácil ya que se anticipa cierta revolución en la plantilla. A la casi segura baja del argentino Carlos Tevez, al que Ferguson no quiere y la afición no entiende la decisión (ayer corearon “Argentina, Argentina” lo nunca visto en un campo inglés.); Cristiano Ronaldo parece que este año sí que dejará el Teatro de los Sueños y que el Liverpool, que este año le ha ganado los dos partidos, parece que por fin se ha convertido en un serio rival al título.

Pero para eso habrá que esperar al verano o al día 28 de mayo, cuando se haya disputado un día antes la final de la Champions League en Roma. El Manchester se enfrenta al FC Barcelona, dos estilos de juego similares pero opuestos. Los calificados como los “dos mejores equipos del mundo” se enfrentan en un duelo que, apuesto, será recordado. La juventud de Guardiola contra la veteranía de Ferguson. Restamos los días que faltan para el partido que decidirá quién es el mejor equipo de Europa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s