El jugador número 12

El lunes viendo los resúmenes de la jornada me llamó la atención uno. No se destacaba ninguna jugada especialmente complicada, ni ningún comportamiento de los jugadores o entrenadores durante el partido. No. El protagonista era un niño que rondaría los 12 años, igual menos. No me acuerdo en qué campo estaba y por tanto tampoco sé de que club es aficionado. No es lo importante. Pongan el equipo que quieran, el que más les guste o el que más rabia les dé, es lo de menos.

El niño aparecía rodeado de aficionados mayores, mucho más, que él, y aunque su padre o familiar cercano no se reconocía entre ellos supongo que no fue sólo al fútbol. A pesar de la clara diferencia entre él y los de su alrededor apenas se notaba si nos fijábamos sólo en su comportamiento. Tenía una actitud hacia lo que estaba pasando en el terreno de juego como cualquier adulto y mostraba su enfado hacia el arbitro, supongo o quién sabe si a sus propios jugadores, de una manera que por momentos parecía que estaba siendo poseído y ríase usted de la niña de “El exorcista”. Incluso sabiéndose grabado por las cámaras, él seguía con su berrinche.

Tras ver las imágenes me pregunto que es lo que ha pasado para que ese niño haya perdido la inocencia de ir al fútbol para disfrutar de su equipo y soñar con parecerse a alguno de sus ídolos. Que supongo tendrá. Algo se esta haciendo mal cuándo un niño en edad de disfrutar no lo hace y el que más pierde, a parte del propio chaval, es el fútbol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s