Cristiano Ronaldo: gol de tacón para la colección

No es la primera vez que Cristiano Ronaldo mete un gol de tacón. Tampoco es especialmente espectacular. Pero es un recurso que sólo se atreven a hacerlo los superclases como él. CR7 ha sido el más rápido en el área rival para hacerse con un balón que la defensa del Rayo Vallecano no ha sabido despejar.  El portugués remató de espaldas a la portería cuando el balón estaba a la altura del punto de penalti, con la potencia suficiente para superar el entramado de piernas que poblaban el área rival e introduciendo el esférico cerca de la base del palo. Un tiro perfecto de tacón que forma parte ya de la colección de goles espectaculares de la Liga.

La Real Sociedad vuelve a Primera

Cuando se pierde la categoría la afición lo primero que piensa es que no va a volver a disfrutar de jugadores de primer nivel y de los partidos contra los grandes, FC Barcelona y Real Madrid. Y cuando logra el ascenso, también se tiene presente esos enfrentamiento. Es simple, pero es la realidad de muchos clubes. Incluso, los de cierta solera y clásicos de la Primera División, como la Real Sociedad. Eso pensaron los aficionados realistas cuando el equipo certificó el descenso en Mestalla en el último partido de la temporada 2006-2007, y cuando dejaron la división de plata hace unos meses.

Por eso, Anoeta hoy se viste de gala. Aunque los txuriurdin ya jugaran el primer partido de liga en casa, recibir al Real Madrid es la confirmación de que disputan la Liga BBVA. Nadie quiere perdérselo, y desde ayer cuelgan en las taquillas del estadio el ‘No hay entradas’. La afición quiere disfrutar de las estrellas del equipo blanco, aunque sin dejar de apoyar a su equipo. Lo mismo que han hecho en la dura travesía por el desierto de la división de plata. Categoría que quieren olvidar y no volver a ver, por lo menos en otros cuarenta años.

Sigue leyendo

El partido del siglo (otra vez)


Hoy, aunque dudo que os pille de sorpresa, se disputa el enésimo partido del siglo entre el Real Madrid y el FC Barcelona. El término de tanto repetirlo ha perdido fuerza e incluso en algunos produce rechazo. Pero, ¿cómo no ver este partido? Este campeonato simplificado al máximo, a la dupla Madrid – Barça, el enfrentamiento parece decisivo. Quien gane dará un paso al frente casi irremediable en la consecución del título de Liga. Y simplificándolo aún más, veremos sobre el campo a dos de los mejores jugadores del momento: Messi y Ronaldo.

Los protagonistas se están esforzando en decir que es un partido más y que después de este partido quedarán otros siete más igual de complicados, pero los números demuestran que los rivales de la Liga están varios peldaños por debajo. Al mejor del resto, el Valencia (tercero), le sacan 21 puntos. Por lo tanto, lo que ocurra hoy marcará mucho la temporada, porque ninguno de los dos parece que pueda perder demasiados puntos con el resto. Por lo que sería muy difícil que esta semana contaba en su columna Alfredo Relaño en la que recordaba que hace cincuenta ligas se decidió el título entre ambos, con Kubala y Di Stéfano, por el gol average.

Sigue leyendo

Nueve apuntes de 2009

Ya hemos estrenado el nuevo año y es un buen momento para echar la vista atrás y destacar los momentos que marcaron por algún motivo el pasado año, que para muchos será recordado por el año que el Barça lo ganó todo.

Barça, un año irrepetible

Seis títulos de seis posibles. Ha ganado todo lo que ha disputado y con un estilo de juego que ha enamorado a muchos aficionados al fútbol. La cabeza de este éxito, a parte de los propios jugadores, es Josep Guardiola que ha despejado de un plumazo (¡y de qué manera!) las dudas que muchos tenían cuando en el verano de 2008 Joan Laporta decidió darle los mandos del primer equipo. El joven técnico, en un año, ha conseguido a base de humildad, trabajo y constancia lo que muchos otros no han conseguido en toda su carrera. Bien es verdad que ha tenido a su disposición un equipazo con Xavi, Iniesta y Messi como figuras más visibles, pero ha sabido sacar lo mejor de cada uno en cada momento y nunca se ha dado por vencido. Por eso, no extraña que la trayectoria al éxito esta repleta de remontadas en partidos clave: el 2-6 en el Bernabeú, la final ante el Athletic, el golazo de Iniesta, Abu Dhabi… En todos, la mano de Guardiola para sacar lo mejor de sus jugadores “si perdemos continuaremos siendo los mejores, si ganamos seremos eternos”. Un equipo para la historia, pase lo que pase.

Sigue leyendo

Centenario y estrellas

fantasticfour

 

La Real Sociedad celebró ayer su Centenario, una gran fiesta de luces y colores, blanquiazules, en Anoeta, que recuperó el brillo perdido en estos dos años en Segunda División, de la que espera despedirse definitivamente en la temporada que en unas semanas inicia. No valía un rival cualquiera para celebrar la efeméride. Muchos habían sido los equipos que habían sonado para conmemorar la fecha pero nadie mejor que el Real Madrid de los nuevos galácticos, el Floren Team, para darle mayor enjundia a la cita.

Todos los ojos estuvieron puestos en Anoeta. Era la primera vez que jugaban en España las nuevas estrellas del club merengue, obligado a plantar cara al Barça tricampeón y de recuperar el papel internacional perdido. Para ello han desembolsado más de 250 millones de euros. A pesar de la calidad que se les supone, y de lo invertido, el partido no fue un monólogo blanco. Los anfitriones plantaron cara a las figuras merengues y recuperaron el traje, de orgullo y pelea, que utilizaban en las tardes de las grandes gestas. Los donostiarras celebraban su centenario pero también querían reivindicarse ante su afición, y decirles que este año, a pesar de las miserias económicas, también se intentara el regreso a la Liga de la Estrellas, a la Primera División.

Por eso el Real Madrid tuvo que tirar de oficio, se dieron cuenta pronto de que no era un partido de preparación cualquiera. Pero se sigue esperando más de este Madrid. Se espera más, sobre todo, de Cristiano Ronaldo, que ayer no parecía estar muy cómodo sobre el césped. También de Xabi Alonso, partido muy especial el de ayer para el de Tolosa. Benzema sigue mostrándose un valor seguro de cara al gol pero se le presupone más participación en el juego colectivo. El que está cogiendo ritmo y mostrando, aunque a cuentagotas, el fútbol que atesora es Kaká. El brasileño fue el líder del equipo blanco. Por otra parte, los laterales (Torres y Drenthe) siguen sin convencer y se convierten en el talón de Aquiles del equipo blanco.

El resultado, ya lo conocen, cero a dos para el Real Madrid en dos chispazos a balón parado. El primero de Benzema en la reanudación y tras fallo de Claudio Bravo y el segundo al final de la segunda parte con un golazo magistral de falta directa de Wesley Sneijder, que junto a Robben se reivindican. Aún hay tiempo para que todos los jugadores se acoplen y el entrenador encuentre la manera de sacar lo mejor de todos ellos.

Xabi Alonso cierra la superproducción

xabi_alonso1Se acabó el culebrón del verano, Xabi Alonso ya forma parte del segundo proyecto de Florentino Pérez. El martes a la tarde se cerró el traspaso y ayer, después de pasar el habitual reconocimiento médico, se unió a los que van a ser sus compañeros la próxima temporada y cuatro más. Con la contratación del mediocentro guipuzcoano se cierra, salvo sorpresa, la puerta de las incorporaciones y ahora la dirección deportiva, y en especial Jorge Valdano y Miguel Pardeza, tienen que coloca y deshacerse de los descartes y recuperar parte del dinero invertido en los fichajes de esta temporada (256 millones de euros). El presidente, que vuelve al puesto tras tres años, ha cumplido su promesa de traer craks mundiales, españoles de primer nivel y canteranos. Ahora toca hablar de fútbol, pero antes me gustaría hacer un apunte.

Me llama la atención que no haya sido presentado, como habitualmente se hace, ante su público en el que va a ser su estadio. Es algo que se debería cuidar. Florentino reconoció que parte del fracaso de su primera etapa se debió al paternalismo y mimo que dispensó a ciertos jugadores. Si ya me parece cruel, y agravante, reconocer que es más barato fichar y hacer un desembolso como el de Cristiano porque lo considera un jugador-inversión que los 15 millones de euros que ha costado Albiol, un jugador-gasto, por muy buen central que sea. Tampoco me gusta esta moda que se está implantando de no presentar a los jugadores si no son CR9, Kaká o Benzema. Se empezó por la no presentación de Granero, con la excusa de que había sido repescado. Otro tanto ocurrió con Arbeloa, también producto de La fábrica. Ahora, se ahorra la de Xabi Alonso, uno de los mejores mediocentros europeos, pero que no debe ser tan rentable como el trío galáctico incorporado esta temporada. Parece que sólo ellos han nacido para jugar en el Real Madrid, y los demás deben de dar gracias por acompañarlos.

Recuperando el tema deportivo. En los primeros partidos de la pretemporada se ha confirmado que el equipo seguía necesitando un jugador que diera sentido al juego en el centro del campo y para suplir esa carencia llega el mediocentro guipuzcano. Alonso es un organizador clásico, el típico cuatro argentino, recupera y sabe jugarla, buen pase corto y un magnífico y preciso pase en largo. Será el encargado de dar ritmo al equipo, de decidir cómo tiene que jugar el equipo en cada momento. Además, la Premier le ha ayudado a madurar, le ha endurecido física y mentalmente. Ha aprendido a defender mejor y también ha mejorado en su tiro de media y larga distancia. Un broche de oro para cerrar la superproducción de Florentino.

Primeros pasos del Real Madrid

primer once amistoso rmEl nuevo Real Madrid disputó ayer su primer partido de pretemporada. Nada del otro mundo. Un partido típico de estas fechas contra un equipo muy inferior, a pesar de ser segundo en la liga irlandesa, y en el que la única atracción era ver los primeros minutos de los fichajes blancos: Cristiano Ronaldo, el gran fichaje del nuevo proyecto, y Karim Benzema, autor del único gol. Kaká, el otro gran fichaje, y Albiol aún están de vacaciones por haber disputado la Copa Confederaciones y habrá que espera para su debut. Garay, fichado y cedido el pasado verano al Racing y ensombrecido por el macro proyecto, también disputó sus primeros minutos en el centro de la defensa pero su nombre figura en la lista de posibles bajas.

El partido, típico bolo veraniego, sirvió, además, para ver cuáles son las intenciones del nuevo entrenador Manuel Pellegrini, el ingeniero del proyecto de Florentino Pérez. Se venía especulando qué táctica emplearía el técnico chileno, y aunque es pronto para afirmar cuál utilizará, parece que lo más probable es que mantenga el mismo esquema que venía utilizando en el Villarreal, el habitual 4-4-2 con libertad de movimientos para los dos jugadores de banda del centro del campo. Ayer Guti y CR9, en la primera parte, y Snejder y Van der Vart, en la segunda, fueron los encargados de ocupar esos puestos. El otro sistema que parece que está probando en los entrenamientos es el 4-3-3, en el que los holandeses estarían más cómodos y el fichaje de un medio centro no sería tan necesario.

La idea del chileno, esos sí, quedó muy clara: posesión, movilidad de los jugadores más ofensivos, participación ofensiva de los laterales y jugar el mayor tiempo posible en el campo del rival. También que Ronaldo se encargará, cuando este en el terreno de juego, de todas las faltas directas (sorprendió que en las dos que lanzó los centrales se colocaran en la barrera rival). Es una de las especialidades del luso y no parece que nadie discuta esta decisión. Quedó clara la importancia de Lass Diarrá, es indiscutible en el medio centro (fue el jugador de campo que más minutos disputó) y que sigue manteniendo el nivel con el que nos sorprendió el año pasado tras su fichaje en el mercado de invierno. Recupera, hace las coberturas necesarias y no se complica a la hora de elegir el mejor pase.

Karim Benzema es de los grandes fichajes el menos conocido, el que menos repercusión mediática tiene y eso le puede venir bien al joven delantero francés que tendrá menos presión y responsabilidad que los otros dos, las dos columnas del proyecto que empezó a rodar ayer. Es un delantero centro con unas características físicas muy parecidas al Ronaldo (Nazario) del Real Madrid: potente, rápido y letal en el área; pero además es un jugador que es capaz de participar del juego colectivo del equipo. Un diamante en bruto que Pellegrini debe saber pulir para que el Madrid disponga de un delantero que a medio plazo pueda luchar por el Balón de Oro y la Bota de Oro. Condiciones tiene.

Otros detalles que dejó el primer amistoso. Es necesario, para completar un buen once titular, un lateral izquierdo de garantías. Drenthe no tiene la calidad para jugar en  el equipo blanco, ni como lateral ni como medio izquierdo. Marcelo, por su parte, aunque realizó un buen final de temporada en el interior izquierdo sigue generando dudas en posiciones más retrasadas. También es necesario un organizador, aunque los holandeses Van der Vart y Snejder pueden ser muy útiles con confianza y si las lesiones les respetan. No hay que olvidar a Guti, aunque todo depende de él. Parejo y Tebar lo van a tener difícil y tendrán que buscar un equipo en el que puedan seguir progresando. En defensa, con la llegado de Albiol y Garay, son cinco los centrales del equipo y sobraría uno. Heinze es el que más papeletas tiene para irse, pero Metzelder y Garay tampoco tienen el puesto en la plantilla asegurado. En la delantera parece claro que Huntelaar hará las maletas y Negredo, aunque seria el recambio lógico de Benzema, también podría dejar la disciplina blanca debido al overbooking en las posiciones ofensivas. Robben, el eterno lesionado, tendría su sitio en la plantilla aunque es lógico pensar que de recibir una buena oferta el club lo traspase. Además el holandés peca de individualista y chocaría con la intención del técnico de “toque, toque y toque”.

El nuevo Madrid es ilusionante, no por lo que se vio ayer, si no por los mimbres que tiene y la idea que quiere implantar el técnico. Un juego de toque muy parecido al que utilizaba en su anterior club y que tan buenos resultados ha dado al F.C. Barcelona y a la Selección española.

Previa Final Champions League: FC Barcelona – Manchester United

La cuenta atrás llega a su fin. Mañana los aficionados al fútbol podremos disfrutar de, a priori, uno de los mejores partidos que hoy en día se pueden ver, contemplar, disfrutar. Se enfrentan, en la final de la Champions League, los dos mejores equipos de Europa, al menos en sus respectivas competiciones domésticas, Liga y Premier, Barça y ManU, así lo han demostrado después de dejar sentenciado el torneo con varias semanas de antelación y de dar una sensación de superioridad manifiesta ante sus rivales. Pero además de ser dos de las mejores plantillas, también disponen de las mejores individualidades personificadas en sus dos grandes estrellas: Lionel Messi y Cristiano Ronaldo.

El partido de mañana esta marcado, como toda gran final, con numerosos datos curiosos. Se enfrentan los dos equipos más mediáticos del mercado mundial según un informe del grupo ESIrg (Economía, Deporte e Intangibles) de la Universidad de Navarra, que sitúa en el primer puesto al equipo inglés, con 89’6 puntos de valor mediático, seguido del equipo blaugrana (72’8 puntos). Esto es gracias también a sus dos figuras, C. Ronaldo (19’2 puntos) y Messi (18’3 puntos).

Ya en lo deportivo, en Roma se tendrá la oportunidad de seguir a dos de los mejores atacantes del mundo, aunque no son delanteros centros: Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, que son los máximos goleadores en la Liga de Campeones del año pasado y del presente. Aunque ni Lionel Messi, en diez partidos, ni Ronaldo, en seis enfrentamientos, han conseguido perforar la meta de un equipo de la nacionalidad del contrario. El Manchester United es el cuarto equipo desde que el torneo se llama Champions League, que alcanza la final doce meses después de haber levantado el trofeo. En cada una de las ocasiones anteriores no ganó el actual campeón. También acumula un récord sin precedentes, ya que lleva 25 partidos seguidos sin perder en el torneo y pelea por lograr su cuarto título de Campeón de Europa. Si Sir Alex Ferguson logra el título igualará al ex entrenador del Liverpool, Bob Paisley, como el único técnico que ha conseguido ganar tres Copas de Europa. Los ingleses cuentan por victorias las finales que han disputado de este torneo.

Para el FC Barcelona la victoria sería su tercera corona europea en seis finales y de conseguirla Josep Guardiola entraría en la privilegiada lista de hombres que ganaron el trofeo tanto como jugador como entrenador (Miguel Muñoz, Trapattoni, Johan Cruyff, Ancelotti y F. Rijkaard). Esta es la cuarta final de la Copa de Europa que se disputará en el Stadio Olimpico. Dos de las tres anteriores tuvieron un campeón inglés, el Liverpool. Este será el décimo enfrentamiento entre ambos: tres victorias para los “Red Devils” y cuatro empates. En la única final que han disputado entre ellos el triunfo fue para el ManU, la Recopa de la temporada 90-91 y el primer título europeo de Alex Ferguson.

Pero como dijo el ex técnico danés, Ebbe Skovhal, “las estadísticas son como las minifaldas: te dan buenas ideas, pero te esconden cosas importantes”. Aunque también se pueden recordar las declaraciones de Juanma Lillo, entrenador de la Real Sociedad, que dijo que el “el fútbol es in científico”. La cita del técnico danés la leí en un artículo de John Carlin titulado “La ciencia al servicio del fútbol”. En él el magnífico escritor inglés se planteaba una hipotética final entre los dos equipos, que por entonces eran sólo favoritos a lograrlo, y en la que con un repaso simple de jugador por jugador entre los dos equipos titulares el ganador era el Barça. Pero como él bien recuerda en el fútbol nada se sabe, como tampoco se sabe cuál será la defensa titular de los blaugranas.

Esa es la gran duda de un partido que todos esperamos que sea recordado, porque frente a frente están, como ya hemos dicho, los dos mejores equipos del momento. Dos estilos de fútbol diferentes pero que parten de un mismo sistema de juego (4-3-3) y con un mismo objetivo la victoria.

Partidos anteriores entre Manchester United y FC Barcelona:
Cuartos de Final – Recopa Europea 1983/84

Barcelona – Manchester United 2-0 (Hogg ag; Rojo)
Manchester United – Barcelona 3-0 (Robson 2, Stapleton)
Final – Recopa Europea 1990/91
Barcelona – Manchester United 1-2 (Koeman; Hughes 2)
Grupos – Champions League 1994/95
Manchester United – Barcelona 2-2 (Hughes, Sharpe; Romario, Bakero)
Barcelona – Manchester United 4-0 (Stoitchkov 2, Romário, Ferrer)
Grupos – Champions League 1998/99
Manchester United – Barcelona 3-3 (Giggs, Scholes, Beckham; Anderson, Giovanni, Luis Enrique)
Barcelona – Manchester United 3-3 (Anderson, Rivaldo 2; Yorke 2, Cole)
Semifinales – Champions League 2007/08
Barcelona – Manchester United 0-0
Manchester United – Barcelona 1-0 (Scholes)

El ManU hace los deberes.

El Manchester United ha revalidado el título de campeón de la Premier y consigue así empatar a títulos ligueros (18) con el Liverpool, su eterno rival y que hasta ayer tenía el récord británico. A los mancunianos les valía el empate para conseguir el punto que hacía imposible que el Liverpool continuara con la lucha, después de muchos años, por conseguir un título que no logra desde 1990. En las dos últimas décadas, y bajo la denominación de Premier League, los Red Devils han conseguido 11 campeonatos nacionales convirtiéndose en el amo y señor de la competición.

El equipo de sir Alex Ferguson, que apenas ha mostrado fisuras esta temporada, puso ayer el broche a una campaña sensacional tras empatar con Arsenal y conseguir el punto que necesitaba para sellar el trofeo. El escocés que reconoció al final del encuentro que “han sido los 90 minutos más largos de la historia”, pero desde fuera ha dado la sensación de que se conformaban con el empate a cero. Más aún, que han salido a la busca de este resultado para evitar mayores complicaciones. Este equipo es tan completo que puede jugar a lo que quiera según las circunstancias. Ayer les valía el empate y empataron sin mayores problemas.

Con prácticamente el mismo bloque de la pasada temporada, salvo la llegada de Berbatov que no ha estado al nivel esperado, los Red Devils han vuelto a encandilar con su fútbol ofensivo, aunque sin descuidar sus tareas defensivas desde la primera línea. La solidez de la pareja Vidic-Ferdinand junto a la segunda juventud de Van der Sar han permitido a este mantener su puerta a cero durante muchos partidos; el trabajo oscuro de la dupla Carrick-Fletcher y arriba la magia y la eficacia de Cristiano Ronaldo y Rooney han hecho conquistar por tercera vez consecutiva el trofeo local. Tampoco hay que descuidar la aportación del apache Tevez, del coreano Park y del incombustible Ryan Giggs (el jugador del Manchester con más títulos; los mismos que sir Alex Ferguson) y, en general, la amplitud de banquillo que ha permitido sacar adelante partidos que se pusieron difíciles. Ahora se les da mayor importancia a aquellos goles del bambino Macheda y que con sus dos goles se dio a conocer al mundo y mantuvo la distancia con sus perseguidores en la lucha por el título.

“La próxima temporada iremos a por el trofeo también”, anticipó el entrenador escocés y así conseguir lo que se propuso cuando cogió al equipo en 1986 “sacar al Liverpool del jodido pedestal”. Aunque no será fácil ya que se anticipa cierta revolución en la plantilla. A la casi segura baja del argentino Carlos Tevez, al que Ferguson no quiere y la afición no entiende la decisión (ayer corearon “Argentina, Argentina” lo nunca visto en un campo inglés.); Cristiano Ronaldo parece que este año sí que dejará el Teatro de los Sueños y que el Liverpool, que este año le ha ganado los dos partidos, parece que por fin se ha convertido en un serio rival al título.

Pero para eso habrá que esperar al verano o al día 28 de mayo, cuando se haya disputado un día antes la final de la Champions League en Roma. El Manchester se enfrenta al FC Barcelona, dos estilos de juego similares pero opuestos. Los calificados como los “dos mejores equipos del mundo” se enfrentan en un duelo que, apuesto, será recordado. La juventud de Guardiola contra la veteranía de Ferguson. Restamos los días que faltan para el partido que decidirá quién es el mejor equipo de Europa.